Verónica y el cantante Eddy Lover